Los Hijos No Nacidos

¿Cuándo empieza la maternidad? ¿Dónde empieza la vida? Esto no pretende ser un cuestionamiento sobre el derecho al aborto y antes de que se convierta en ello, así para empezar, me posiciono a favor del derecho de las mujeres a decidir voluntariamente.

Una vez aclarado este asunto, entremos en detalle. Mi hijo, el que vivió, nació a las 17:05h. Siempre me he preguntado ¿Cuándo me convertí en madre? ¿Mi hijo a las 17:00h no era mi hijo y sin embargo, a las 17:05h sí empezó a serlo? ¿Y su hermano?, mi otro hijo, el que murió dos meses antes y estuvo dentro de mí, al lado de mi hijo vivo, pero nació muerto (junto a mi hijo vivo). Ése, el muerto, ¿No era mi hijo? Perdón por tanta pregunta, y tanta vida y muerte junta, pero ese mismo galimatías es el que estuvo dentro de mí durante aquellos dos meses de ingreso y todavía permanece.

IMG_3700
Mis hijos Manuel y Lucas

Nacieron dos. Entonces ¿Cuántos hijos tuve? En el registro civil y en mi libro de familia sólo consta mi hijo, el vivo. El otro, el muerto, no existe. No consta. No pude ponerle nombre, ni formará parte de los registros de mi historia. Solo vivió seis meses, pero dentro de mí. No lo vieron mis ojos, por tanto, no existió. Entonces, un hijo para que sea hijo, hay que verlo con los ojos, por tanto, si nace y lo escondo en un cajón lo damos por inexistente. Ah, no. En ese caso, no. En ese caso, incluso, persiguen a la madre.

Bien, entonces ¿Por qué una madre no puede velar, e inscribir y darle un lugar a su hijo muerto?

IMG_4034 (1).jpg
Paula Bonet “Cuerpo de embarazada sin embrión”

He encontrado a esta artista Paula Bonet y a esta periodista Virginia del Río, (sé que hay muchas más), que están haciendo un gran trabajo para VISIBILIZAR  una circunstancia, que sufrimos muchas mujeres en auténtica soledad y desamparo. La incomprensión, frialdad e incluso crueldad con la que integramos socialmente esta realidad, se merece, por lo menos, hacernos preguntas. Unas cuantas.

Si tu bebé sale de tu vagina a los seis meses con los ojos abiertos, se convierte en tu hijo prematuro. Si sale con los ojos cerrados, es solo un feto, no tiene el derecho a ser tu hijo, por tanto tampoco tú tampoco tienes el derecho a ser su madre. Ahora, explícale a tu cuerpo deformado por la gestación que no has parido, que has tenido un embarazo psicológico, como las perras. Que te las apañes como puedas para deshacerte de la cuna nueva, de tus lágrimas y de tus tetas hinchadas preparadas para dar leche. Tu hijo no existió, ni existe. Tú no eres madre, ni tampoco lo fuiste… Quizá nos falten unas cuantas preguntas, o más bien, RESPUESTAS.

IMG_4031

(…Confieso, que cinco años después, muchas mañanas me quedo esperando para contemplar en directo el milagro de ver a mi hijo Manuel abrir los ojos por primera vez. Lo hago con inmensa alegría, ilusión y gratitud y en honor a mi otro hijo, Lucas )

http://www.elenadiaz.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s