Coaching: espacio abierto

El coaching es un proceso de transformación personal para ayudarnos a alcanzar determinados objetivos o metas.

El primer paso es saber cuál es mi objetivo. Es frecuente saber lo que NO queremos. Lo que no nos gusta. Pero no siempre sabemos identificar y expresar qué es lo que queremos.

Si no sé expresar y nombrar qué es lo que realmente quiero, es difícil que pueda predisponerme a alcanzarlo. Sin foco soy como un coche circulando sin dirección. Me muevo y me consumo, sin saber en qué dirección.

A veces nuestras metas son temas laborales y materiales. Otras veces son asuntos personales y de relaciones. (La primera relación es la de uno consigo mismo.)

Una vez que tenemos claras nuestras metas, podemos ponernos en marcha.

 

En ese momento nos encontraremos con los obstáculos que nos impiden avanzar y alcanzar nuestro objetivo. Pueden ser externos o internos. Pueden ser algo o alguien de fuera, o una limitación nuestra (consciente o inconsciente).

Pero los obstáculos se convertirán en nuestros mejores maestros. Sí. Eso que no nos deja avanzar, será el encargado de que aprendamos algo, para que así, las dificultades se modifiquen o desaparezcan. Los obstáculos  serán los encargados, por tanto, de medirnos las fuerzas y hacernos crecer.

Durante todo el proceso iremos abriendo nuestras posibilidades, sorteando obstáculos, y descubriendo los recursos, externos e internos, que tenemos a nuestro favor.

Además, observaremos cómo cada uno de nuestros movimientos o acciones, repercute en el resto de los sistemas a los que pertenecemos.

De modo que los problemas que afectan a un miembro o una parte de un sistema, tienen una implicación directa en dicho sistema. Y lo podremos trabajar incluyendo la poderosa herramienta de coaching sistémico que nos permite acceder directamente al inconsciente.

Banner_CoachingSistemico2-970x300

Durante el proceso de coaching aprendemos, soltamos, crecemos, y finalmente nos ponemos en acción. El coaching es el resultado de poner nuestros sueños en acción.

Para ello trabajaremos con nuestra capacidad, nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra consciencia. Todo ello en función de la dosis necesaria, para lograr el cambio.

Un coach no te da consejos. Te hace preguntas. Sabe donde quieres ir y sabe cómo acompañarte. Porque tú, aunque ahora no lo sepas, eres el único en tu vida que sí tiene la respuesta. Solo necesitas la pregunta adecuada para encontrarla.

COACHING ONTOLÓGICO Y SISTÉMICO

Yo soy especialista en ambas modalidades y las aplico  en función de las necesidades del proceso.  Me primera formación fue en coaching ontológico, recogiendo el infinito poder del lenguaje como generador de realidad.

Estamos constantemente dirigiendo nuestra vida, tan solo por la manera en la que nos hablamos y las palabras que elegimos para describir nuestra realidad. En ese momento la estamos etiquetando y abriendo o cerrando nuestras posibilidades.

Después de un largo recorrido, ampliando herramientas y técnicas, me especialicé en coaching sistémico. Campo en el que actualmente también soy formadora. El coaching sistémico nos permite, aplicando la teoría sistémica de fondo, trabajar con la representación del asunto, en unas fichas que simbolizan los elementos que influyen directamente en el problema y por tanto en la solución.  Sería, en definitiva, como sacar una imagen mental del problema y ponerla sobre la mesa. Esa imagen mental nos ayuda a tomar perspectiva y a activar directamente el inconsciente. Y en ese momento podemos empezar a trabajar desde otro nivel.

Elena Díaz: Coach PCC por ICF y Coach Senior por AECOP

PRÓXIMAMENTE: 19 DE ABRIL

IMG_1875

Cuando: Jueves 19 de abril 18:30h-20:30h
Lugar: Centro Altea C/Arganda Nº 38 Madrid.
Precio: 25 euros.
Plazas limitadas. Para información y reservas escribe un mail a: atencionfamiliar@centroaltea.es